Corrientes Información general Último momento

Caso Claudia Lima: pedirían pronto elevación a juicio por el asesinato

La pequeña había sido violada según se comprobó. El tremendo hecho ocurrió en Santo Tomé. Queda sólo un sospechoso: Juan Carlos L.

Claudia Lima tenía 10 años cuando desapareció repentinamente mientras iba a la casa de un familiar. Tras algunos días de búsqueda, su cuerpo fue encontrado ultrajado con signos de haber sido estrangulada, algo que los peritajes pertinentes comprobaron posteriormente. El tremendo caso se registró en la ciudad de Santo Tomé, donde la Justicia determinó el sobreseimiento de dos de los tres sospechosos del hecho. Con respecto al restante sujeto, éste había sido procesado ya que es el más comprometido en la causa. La querella adelantó que pediría por la elevación a juicio próximamente.
El mes que viene se cumplirá un año de la tragedia, que aún está fresca en la memoria de los ciudadanos santotomeños, quienes realizaron múltiples marchas en su ciudad para reclamar el esclarecimiento del crimen aberrante, que dejó hecha trizas a una familia.
Según las crónicas en la oportunidad, la nena había salido el martes 5 de abril de su casa ubicada en el barrio La Tablada. Debía llegar a lo de una tía pero jamás lo hizo.
Sus padres desesperados denunciaron la repentina y misteriosa desaparición. Una búsqueda amplia se montó para hallar a la pequeña.
A pesar de la movilización de agentes, que incluyó hasta a efectivos de Prefectura, nada se sabía de la nena, por lo que la Policía tuvo que redoblar esfuerzos.
Recién cuando llegaron perros de búsqueda de Capital, de la División de Canes, se logró saber lo que había pasado con Claudia.
El 7 de abril, alrededor de las 7:45, un grupo de efectivos descubrió el cuerpo de la niña tirada boca abajo en el medio de abundante maleza, a unos 20 metros de una calle de tierra y de un sitio lleno de desperdicios. Estaba vestida con solerita color marrón tenue y la pollerita celeste con la cual salió de su domicilio. Pero estaba descalza.
La autopsia reveló que la muerte de la menor se produjo 48 horas antes, es decir, el día de la desaparición. Asimismo se confirmó el otro detalle macabro, la menor había sido violada, lo que sin embargo arrojó una primera pista contundente para el esclarecimiento de lo ocurrido: un vello púbico fue encontrado en los restos de la víctima.
En paralelo al aberrante hallazgo, los detectives detuvieron primeramente a un vecino de la inocente, un tal Luis F., a quien le siguieron los hermanos Juan Carlos y Miguel Angel L., conocidos del primero.
Si bien al principio Luis estaba como uno de los principales sospechosos, con el tiempo el foco de atención se posó en Juan Carlos.

El recorrido de la causa
Cabe destacar que el fiscal del caso, Pedro Fonteina, consideró como principales sospechosos a ambos sujetos, criterio que no compartió la jueza Instrucción y Correccional de Santo Tomé, Sara Marina Durand, quien solamente procesó a Juan Carlos y dictó la falta de mérito para Miguel Angel y Luis. Esto ocurrió en julio, mientras que en agosto se obtuvieron finalmente las pruebas de ADN de los restos genéticos que comprometerían aún más a quien finalmente quedó detenido. Es así que ayer trascendió que la jueza de la causa dictó el sobreseimiento de los otros dos.
Tras conocerse la noticia, el abogado que representa a la familia damnificada, Etchegaray Centeno, consideró ante la prensa local que “en caso de que quede firme el fallo, en cinco días vamos a estar en condiciones de pedir la clausura del periodo probatorio y solicitar que la causa se eleve a juicio oral”.

ÉPOCA.COM

Related Posts