Corrientes Deportes Información general Opinión Último momento

Como siempre, Mandiyú y su nueva cita con la historia

Qué antiguo payé tan raro, qué extraña divinidad…”, este inicio de uno de los tantos himnos chamameceros podría imprimirse como la esencia de un club de fútbol que en 64 años de historia inscribió su nombre muy fuerte en el deporte de la provincia.
Y que ayer volvió a tener una cita con otro ascenso histórico después del global 1-0 ante Ben Hur de Rafaela para subir al Federal A (que se inicia en junio de 2017).
En estos meses de categoría zonal, Mandiyú jugó 18 partidos, cerró primero en la Zona B del Litoral Norte y se mantuvo invicto en playoffs. Su racha anuncia 7 victorias, otros 7 empates y solo 4 derrotas.
Jugó en la fase inicial con los correntinos de Ferroviario, Deportivo Madariaga y Huracán de Goya, los chaqueños de Villa Alvear y Resistencia Central y los misioneros de Bartolomé Mitre. En la zona de definiciones volvió a cruzarse con Ferro pero también eliminó a Atlético Laguna Blanca de Formosa y Ben Hur de Rafaela.
Pero solo números de un semestre agitado y que terminó con el objetivo cumplido. Pero en esta década de regreso fueron varios los capitanes del barco. Primero fue Bruno Carlino (2010), el presidente que produjo la refundación y devolvió al club a la vida institucional y deportiva. Después llegó Beigbeder (fines de 2015) y en pocos meses buscó una identidad sin muchas locuras y también poco rodaje. Lo que cargaba Beigbeder con su llegada no fue tarea fácil y que todo desencadenó en la fusión.
El nuevo camino en el Federal B se le presentó con aires renovados, un apoyo oficial que apareció para acreditar los meses de Juan Ignacio Igarzábal y un proceso deportivo que comenzó en agosto con un mix de jugadores del Deportivo y Textil conducidos por Pablo Suárez.
No fue sencillo el camino. Hoy al Deportivo Mandiyú lo encuentran sostenido por una fusión con Textil Mandiyú que cerró en forma definitiva aquellos años de parentesco confundible que no hacía más que dividir las aguas. Y justamente esa división se convirtió en política y presionó para la unificación “algodonera”.
Eso llevó a jugárselas por la plaza que tenía Textil, eso llevó a un presente alentador que volvió a tener cita con la historia y días después de haber recibido el regalo tan esperado y la ilusión de un predio deportivo propio que comenzó a gestarse. Consecuencias de la unificación.
No estaba previsto este 2016 para el Deportivo sin que se dieran los pasos conocidos con el firme propósito de devolver al club a alguna categoría de jerarquía.
Pero alguna vez tuvo su paso triunfal. Pasaron 28 años de aquel cimbronazo deportivo que depositaba a Deportivo Mandiyú en la Primera División de AFA y dejaba registrado el momento más increíble para el fútbol correntino. Aquella fría tarde del 21 de mayo de 1988 se recuerda como uno de los hechos más significativos del deporte provincial.
Quizás la historia y esa previa “trabajadora y humilde” ponen el marco necesario a esta gran hazaña deportiva que siempre deja cosas nuevas por descubrir. Aquel Mandiyú ya tenía su historia inicial con “los equipos grandes”. Ese primer paso en el Campeonato Nacional de 1974 significó la primera cobertura deportiva especial de este matutino, en sus primeras ediciones en formato sábana.
Fue así como en 1986 alcanzó su lugar en la segunda categoría (un Nacional B que ponía en escena AFA y entregaba plazas a diferentes equipos). Y llegó a su segunda temporada con ganas de dar el salto. Don Eduardo Seferián propuso dar el salto necesario y confió en un grupo que en pocos años le iba a hacer frente a las dificultades. Todos cumplían un rol y así se forjó el camino ganador.
Aquel Mandiyú fue un campeón para la historia. Fue de película. Vino el ascenso y las temporadas en Primera. Esos planteles que buscaron ser protagonistas sin olvidar los nombres que vistieron la camiseta del “albo” que siete temporadas representó al fútbol correntino y marcó su época.
Pero para los más viejos y memoriosos, recuerdan que la primera vez que un equipo correntino llegaba a una categoría de elite del fútbol argentino, fue cuando Mandiyú clasificaba al Campeonato Nacional de 1974, junto a otros 35 equipos, cifra récord para el profesionalismo. Fue aquel 16 de junio de hace más de cuatro décadas cuando la victoria 2-1 sobre Atlético Paraná, ya en ronda de perdedores del regional, le daba el salto histórico.
Esa tarde del 21 de julio en Caballito, Mandiyú perdía en su debut histórico ante Ferro Carril Oeste, cayendo 3-0 (goles de Héctor Arregui, Gerónimo Saccardi y Norberto Eiras).
El estreno como local (jugaba en cancha de Lipton) para el conjunto correntino fue una semana más tarde, recibiendo a Chacarita y perdiendo 2-1 (goles de Raúl Mansilla para el local, Miguel Giachello y Jorge Buzzo para la visita).
Aquel equipo contaba con figuras del fútbol correntino de la talla de Alberto Monzón, Pablo Sierra, Raúl Mansilla, Oscar Benítez, José Uribe y Julio Ayala.
Aquel primer paso de la película fue dado con mucha fortuna.
Tantos capítulos de una novela que ayer tuvo su “remake”. Fusionado, encaminado y con hectáreas propias para soñar con su cancha, logró su cuarto ascenso en la historia. La primera vez en cancha de Huracán Corrientes a pesar de que el libreto lo tiene como su casa histórica. El 2016 cerró bien, pero todavía restan conocer los próximos pasos de una entidad que recupera su lugar, paso a paso, golpe a golpe.

A fines de junio, Textil Mandiyú tuvo una Asamblea donde se decidió que Gonzalo Saravia era el nuevo presidente. Eso lo establecía el Consejo Federal para que pueda jugar en este Federal B. Días después, la entidad se fusionó con Deportivo Mandiyú y quedó Juan Ignacio Igarzábal como titular. Esto fue intención del Gobierno Provincial, casando de apoyar a dos entidades con similar nombre y con participaciones costosas.

El ascenso a la Primera a mediados de 1988 fue muy largo. Más de 42 capítulos fueron los que se escribieron en la ficción de un equipo de película. Pero el momento más importante fue en aquella fría tarde en cancha de Quilmes, donde Mandiyú, en presidencia de don Eduardo Seferián, empató 0 a 0 con el “cervecero” y se consagró una fecha antes campeón del torneo Nacional B, entrando en la historia del fútbol grande de la AFA. Sergio Oddine terminó como máximo goleador de la campaña con 18 tantos, seguido de un “Coquito” Rodríguez que logró anotar 13 veces.

El ascenso a la Primera a mediados de 1988 fue muy largo. Más de 42 capítulos fueron los que se escribieron en la ficción de un equipo de película. Pero el momento más importante fue en aquella fría tarde en cancha de Quilmes, donde Mandiyú, en presidencia de don Eduardo Seferián, empató 0 a 0 con el “cervecero” y se consagró una fecha antes campeón del torneo Nacional B, entrando en la historia del fútbol grande de la AFA. Sergio Oddine terminó como máximo goleador de la campaña con 18 tantos, seguido de un “Coquito” Rodríguez que logró anotar 13 veces.

***

Esa excesiva cantidad de 35 participantes obligó a la integración de 4 zonas en aquel Nacional 1974, ofreciendo el torneo el interés de un certamen que centró su mayor expectativa en la rueda final, cuyo desarrollo mostró la irregularidad de todos los participantes y especialmente el inesperado fracaso de Boca Juniors, perdedor de los 4 primeros partidos. Sin acreditar mayores virtudes, San Lorenzo se adjudicó el título. Mandiyú integró la Zona “C” junto a Aldosivi (Mar del Plata), Atlético Regina (Río Negro), Chacarita Juniors, Ferro Carril Oeste, Godoy Cruz (Mendoza), Racing Club, el campeón San Lorenzo y San Martín (Tucumán).
Las posiciones quedaron así: San Lorenzo 27 puntos; Ferro Carril Oeste 26; Racing Club y San Martín de Tucumán 22; Chacarita Juniors 18; Aldosivi de Mar del Plata 16; Atlético Regina de Río Negro 12; Deportivo Mandiyú de Corrientes 10 y Godoy Cruz de Mendoza 8.

***

El Gobierno de la Provincia anunció en la semana la donación de un terreno de 4 hectáreas al Club Deportivo Mandiyú, en el predio se encuentra en la zona de Campo Quijano, de esta capital, donde la entidad algodonera construirá su sede, informó el secretario general de la Gobernación Carlos Vignolo, que esta mañana recibió en su despacho a la conducción del club. El actual presidente algodonero, Juan Ignacio Igarzábal, celebró el anuncio justo en el día en que Mandiyú cumplió años (14 de diciembre): “Venimos trabajando hace tiempo con la gente del Gobierno en el tema de las tierras. Ahora se aceleraron un poco los tiempos. Es un terreno en Campo Quijano, que en febrero se escriturará y arrancará un proyecto de infraestructura”.

El Gobierno de la Provincia anunció en la semana la donación de un terreno de 4 hectáreas al Club Deportivo Mandiyú, en el predio se encuentra en la zona de Campo Quijano, de esta capital, donde la entidad algodonera construirá su sede, informó el secretario general de la Gobernación Carlos Vignolo, que esta mañana recibió en su despacho a la conducción del club. El actual presidente algodonero, Juan Ignacio Igarzábal, celebró el anuncio justo en el día en que Mandiyú cumplió años (14 de diciembre): “Venimos trabajando hace tiempo con la gente del Gobierno en el tema de las tierras. Ahora se aceleraron un poco los tiempos. Es un terreno en Campo Quijano, que en febrero se escriturará y arrancará un proyecto de infraestructura”.

Por Mariano Blanco

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.