Federer fue demasiado para Schwartzman en Shanghai

El Peque le hizo partido al suizo pero el número dos del mundo impuso su mayor jerarquía y se llevó el juego con un apretado 7-6 y 6-4 para pasar a tercera ronda.

El tenista porteño Diego Schwartzman quedó eliminado del Masters 1000 de Shanghai, China, al perder en segunda ronda con el suizo Roger Federer por 7-6 (4) y 6-4.

Schwartzman, 26 en el ranking mundial, jugó en buen nivel, pero el suizo lo hizo mejor en los momentos decisivos del encuentro y se quedó con el pasaje a octavos, donde se medirá con el ucraniano Alexandr Dolgopolov (41).

Fue un partido parejo en el que el argentino logró poner en aprietos a Federer, pero necesitaba todavía más para imponerse a uno de los mejores tenistas de la historia.

Federer logró inclinar la balanza a su favor con un quiebre en el sexto game del primer set, pero Schwartzman se recuperó enseguida de inmediato y mantuvo la paridad hasta el tie break.

En esa definición el suizo hizo valer toda su jerarquía y se impuso por 7-4.

En el segundo parcial un quiebre en el tercer juego fue determinante, ya que el helvético se mantuvo firme con su servicio y cerró la victoria por 6-4.

Fue el cuarto triunfo en igual cantidad de enfrentamientos para Federer ante Schwartzman. El suizo le había ganado en Roland Garros 2014, en el Masters 1000 de Indian Wells 2015 y en el ATP de Estambul del mismo año.

Pese a la derrota fue una buena gira asiática para Schwartzman, ya que previamente había alcanzado las semifinales del ATP 500 de Tokio, donde cayó frente al belga David Goffin.

En su debut en Shanghai, Schwartzman le había ganado al australiano Jordan Thompson por 6-4 y 7-6(4).

El único argentino que sigue en carrera en el torneo chino es el tandilense Juan Martín Del Potro, que mañana enfrentará al alemán Alexander Zverev (4) en busca de los cuartos de final.

El que protagonizarán mañana en la madrugada argentina, en el segundo turno de la cancha central, será el primer enfrentamiento entre Del Potro y Zverev.

El Masters 1000 de Shanghai se juega sobre una superficie dura y bajo techo y reparte casi seis millones de dólares en premios.