sociedad Último momento

“Hay gran apertura del Gobierno en la posibilidad de ayudar”

El padre Epifanio Barrios, párroco de San Luis del Palmar y quien se cargó en el hombro la causa por las familias afectadas por las inundaciones estuvo en la Capital esta mañana y se reunió con el Gobernador Ricardo Colombi. Relató a la prensa a la salida del encuentro que recibió apoyo del mandatario provincial para el otorgamiento de un tractor que les posibilite llegar a las zonas rurales más alejadas, así como el inicio de la construcción de viviendas. Resaltó que “el agua saca muchas cosas, pero sobre todo lo mejor de la gente y la solidaridad de todos los sectores”.

 

El padre Epifanio Barrios dialogó con la prensa después de reunirse con el Gobernador Colombi en la Casa de Gobierno, para hacer un repaso de la realidad que vive San Luis del Palmar. Comentó que al día de hoy, “está más difícil llegar a la zona rural porque te encontrás con el barro y caminos rotos, por eso le pedimos un tractor y acoplado para acercar a la gente”.

 

EL SACERDOTE SE REUNIÓ CON EL GOBERNADOR

 

Más allá de esto, el sacerdote destacó que “bajó muchísimo el agua y mucha gente está volviendo a sus hogares”, resaltando que “gracias al aporte del Gobierno y de la gente, los evacuados no han pasado hambre y se le dio buena atención”. Asimismo, recordó que siguen recibiendo donaciones y haciendo campaña por colchones, frazadas y leche, grasa y harina principalmente para las familias evacuadas. Relató que el Gobernador le adelantó que aprobará los gastos para el uso de un tractor para acceder a los caminos más perjudicados por el paso del agua y los vehículos del Ejército y la posibilidad de contar con el helicóptero de la Provincia.

 

 

Asimismo, en cuanto a la construcción de viviendas para reubicar a las familias afectadas, dijo que “hubo una respuesta positiva y en cuanto se pueda, las obras van a comenzar”. Destacó que hay una gran apertura y posibilidades de ayuda, lo que nos dio esperanzas para seguir adelante”. En cuanto al clima frío, Barrios destacó que están “bien porque teníamos buena cantidad de frazadas y al que necesitaba le dimos”, resaltando que asistieron a 60 familias por día en la Parroquia.

 

 

“Ya estamos más tranquilos, gracias a Dios”, comentó el sacerdote, rescatando que “el agua saca de todo, pero también cosas positivas porque es impresionante la cantidad de gente, que es de todos los niveles, de otras religiones que ayuda y la solidaridad está presente, de todos los niveles y de todas las circunstancias”. “Se puede convivir en una sociedad de múltiples pensamientos y podemos, en lo esencial, ponernos de acuerdo para ayudar al prójimo”, cerró.

 

Related Posts