Monte Caseros: Cooperativa ya brinda servicio de internet

 

La Cooperativa Agropecuaria y de Electricidad “Monte Caseros” (CAEMC) suma a sus actividades la provisión del servicio de internet rural, con perspectivas de ofrecerlo también, en una segunda etapa, a los vecinos de la ciudad cabecera del departamento.

En la entidad cuentan con inocultable satisfacción lo que, a todas luces, es un sueño hecho realidad, tal cual ellos mismos lo describen. Es que el proyecto de internet rural nació hace dos o tres años a partir de la necesidad de los habitantes de los campos de esa zona de tener conectividad y de calidad. “Entonces empezamos, soñamos que era posible, y la verdad que se terminó haciendo realidad cuando Arsat (Empresa Argentina de Soluciones Satelitales S.A.) confía en nosotros y nos pone un shelter de conexión de internet”, contó el presidente de la CAEMC, Pablo Vallejos.

Fue el puntapié inicial para una inyección de ánimo a los consejeros y asociados. “Vimos que podíamos hacerlo” y,  aunque “sabíamos que era un desafío importante, había que ponerse al frente del proyecto”, recordó el presidente.

A partir de ese momento la cooperativa continuó a paso firme las gestiones. Una vez que estuvo el equipamiento de la empresa estatal y viendo que demoraba la conexión, viajaron a Santa Fe, más precisamente a San Gregorio, a visitar una entidad del sector que les recomendaron. “Nos orientaron y definitivamente nos terminaron de entusiasmar con este proyecto; nos convencimos que era posible, que ya no era un sueño sino que estaba siendo una realidad. Y entonces, con el asesoramiento de ellos, arrancamos”, comentó Vallejos.

Se trata de la Cooperativa de Electricidad de San Gregorio. A través de ella importaron la fibra óptica y equipos necesarios para llevar la red. Después fue el momento de formular un proyecto de desarrollo de internet en la zona rural, tarea que demandó un tiempo porque hubo que medir altura, definir qué tipo de antena y cómo se conectarían y, en suma, elegir entre los mejores equipos para los usuarios. “Nos llevó un rato porque hubo que hacer todo un relevamiento planialtimétrico para después, sí, comenzar a hacer la conexión a través de fibra óptica”, describió el dirigente.

Pero a CAEMC le quedaría un paso previo más hasta llegar a las primeras conexiones del servicio. Faltaba el último empujón que llegó tras participar de un evento de comunicaciones en la Capital provincial y tomar contacto con profesionales del ámbito universitario. “Nos terminó de abrir los ojos. Veíamos que con Arsat venía lento y decidimos entonces, para arrancar, comprar un poco de señal de una de las empresas privadas proveedoras del servicio en el país”, relató Vallejos.

Es así que a mediados de diciembre último, esa empresa les conectó el servicio y, a partir de allí, CAEMC comenzó a poner a instalar los equipos cumpliendo todos los pasos de prueba de antena y señal, de modo de garantizar calidad desde el primer momento a los usuarios.

Con el nuevo año y transitando febrero, comenzaron las conexiones domiciliarias a paso firme, de modo que en menos de un mes ya tienen de alta casi medio centenar de usuarios. “Eso demuestra la necesidad de la gente de poder tener el servicio”, interpretan en la cooperativa. Y no se equivocan. Porque, para quienes viven y trabajan en las zonas rurales la conectividad no es poca cosa. Poder no sólo comunicarse sino acceder a información de todo tipo con la inmediatez característica del mundo de hoy es una indiscutible necesidad. Los socios de esta cooperativa la vieron, la midieron y se pusieron manos a la obra para satisfacerla, tal cual ocurre siempre en el sistema cooperativo.

PENSANDO EN 1.200 FAMILIAS RURALES

Hoy, para proveer internet la cooperativa cuenta con tres antenas en funcionamiento mientras proyecta dos más para las áreas de Colonia Libertad y Estación Libertad. Estas dos últimas se solventarán con fondos del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes) que gestionaron en conjunto con la Federación de Cooperativas de Corrientes (Fedecoop).

Según describió el presidente, al mismo tiempo, dentro del sistema de interconexión de redes preparan un proyecto para el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), destinado a llevar fibra óptica hasta Colonia Libertad. “Son 25 kilómetros para ofrecer un servicio de excelente calidad en todos los puntos a los cuales estamos llegando”, anticipó.

El servicio de internet en la zona donde se desenvuelve la CAEMC recién comienza. Desde el punto de vista geográfico, prevén abarcar en una primera instancia el área de influencia de la cooperativa, es decir, desde Colonia Libertad hasta proximidades de la Colonia “San Francisco”. Y en cuanto al número de usuarios, el proyecto está diagramado para la cobertura de las 1.200 familias que tienen el servicio de energía eléctrica provisto por esta cooperativa. Y las antenas están preparadas para eso.

Pero la iniciativa no queda allí. En una segunda etapa prevén llegar con el servicio de internet a la ciudad de Monte Caseros. “Tenemos una proyección de dos mil usuarios más”, estimó Pablo Vallejos.

Hablando de fondos, pone énfasis en que esta primera etapa “la hicimos con recursos de la cooperativa. Ahora estamos recibiendo la ayuda de Inaes para las antenas de Colonia Libertad y Estación Libertad”, explicó. Lo que viene después como parte del emprendimiento y que contempla a los habitantes de la ciudad de Monte Caseros piensan encararlo también con recursos propios.

CAEMC, hay que recordarlo, es una de las más antiguas asociadas a la Fedecoop, en cuyo Consejo de Administración y Sindicatura tuvo y tiene activa participación.

Con unos 600 asociados en la actualidad, tiene más de 40 años de actividad en Monte Caseros, dedicándose a la provisión de energía eléctrica en la zona rural. Con el tiempo fue sumando una moderna planta de almacenamiento de arroz; desde 2004 una sala de extracción y fraccionamiento de miel, y ahora comienza a prestar el servicio de internet rural de alta velocidad.