Paso de los Libres: cumplió un año la UTI del Hospital San José

ANIVERSARIO

La Terapia Intensiva de Paso de los Libres cumplió un año al servicio de la comunidad

Funciona en el hospital San José y fue inaugurada por el gobernador Gustavo Valdés el 7 de agosto de 2018. En ese servicio, se atienden a pacientes de Monte Caseros, Curuzú Cuatiá, Mercedes, Sauce, Virasoro y de toda la costa del río Uruguay.

La Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del hospital San José de Paso de los Libres, dependiente del Ministerio de Salud Púbica de la Provincia, cumplió recientemente un año al servicio de la comunidad. Fue inaugurada el 7 de agosto de 2018 por el Gobernador Gustavo Valdés, junto al ministro Ricardo Cardozo.

El sector, que cumple un rol fundamental en la salud pública de toda la región Sur Este de la provincia, fue recientemente destacado ya que permitió que en ese hospital se pueda concretar una ablación multiorgánica, lo que permitió que varias personas reciban órganos para mejorar su calidad de vida. En promedio, la UTI de Paso de los Libres atiende a 25 pacientes por mes.

“Con la UTI venimos trabajando muy bien en articulación con la Red de Emergencias y Derivaciones (R.E.D.) y de esta forma estamos atendiendo a la región Sur Este, que incluye a Monte Caseros, Curuzú Cuatiá, Mercedes, Sauce y a pacientes de Virasoro y de toda la costa del río Uruguay”, dijo el director del hospital San José, Daniel Ferreira Dame.

“Contamos con 6 camas actualmente, con la proyección de tener 9 en el servicio y desde que se inauguró, nunca tuvimos la Terapia Intensiva vacía, siempre con camas ocupadas, en un 50 por ciento o en su totalidad, ya que está ubicado en una lugar estratégico de la provincia”, explicó.

“Esto permite atender a todos los pacientes críticos de la región, como de La Cruz, Bonpland, Tapebicuá, Yapeyú y Alvear”, agregó.

Ferreira Dame indicó que en ese servicio “se atienden patologías de todo lo que es neurológico, como ACV, ya sea hemorrágicos o isquémicos, traumatismos cráneo encefálico, cuadros respiratorios, diabéticos descompensados e infartos”.

Remarcó que gracias a ese servicio, “pudimos contener a un paciente con muerte cerebral hasta que se activó todo el mecanismo de organización y articulación para una ablación de los órganos y esto solo se puede hacer con una buena Terapia Intensiva”.