Sociales: la Provincia asegura la asistencia alimentaria

Con una inversión de más de $3.300 millones anuales

El gobierno de Gustavo Valdés, generó desde el inicio de su gestión una gran inversión presupuestaria destinada a fortalecer la nutrición y alimentación de los diferentes estamentos de la comunidad correntina. A través del Plan Alimentario Corrientes, se han generado tres vertientes mediante los cuales se concretan las acciones en pos de mantener la nutrición y la alimentación, para niños, jóvenes y adultos. La propuesta bajo las premisas de inclusión, equidad e igualdad de oportunidades, se sostiene fundamentalmente con la provisión alimentaria en las escuelas de todo el territorio provincial, en la que, por medio de 1632 unidades escolares, se atienden a 300 mil alumnos. En tanto Desarrollo Social provee de desayuno, almuerzo y merienda en 270 unidades de comedores comunitarios, más los aportes de las tarjetas Mbareté , Mbaraté Mamá y  Sapucay que complementan la propuesta en esta área. Mientras que el ministerio de Salud Pública se encarga del control nutricional, sanitario, y la correcta aplicación de los programas mencionados. La inversión del Programa Alimentario Corrientes de manera integral es superior a los 3300 millones, y está sujeto a un control, monitoreo y modernización permanente.

La implementación del calificado y ponderado Plan Alimentario Corrientes, constituye el soporte fundamental de la propuesta nutricional, alimentaria y de inclusión del Gobierno Provincial que conduce Gustavo Valdés. El programa que tiene como base garantizar el acceso a la alimentación y a la correcta nutrición de los Correntinos, en su concepción está diseñado para atenderé a todos los estamentos de la comunidad, generar equidad y garantizar que ningún correntino tenga carencias alimentarias.

Con esos parámetros, se articularon acciones entre tres ministerios como cabecera de la propuesta, pero en realidad la participación de la totalidad del Gobierno Provincial, que se vinculan de diferentes formas en el proyecto.

Educación

Sobre el convencimiento de que el proyecto de Inclusión, Desarrollo y Modernización que impulsa el gobernador Valdés, tiene como soporte fundamental la Educación Pública, el mandatario ha dejado claramente establecido de que niños mal alimentados no pueden avanzar en el proceso educativo.

Es así que la puesta en marcha del Plan Alimentario Corrientes, tiene como base la asistencia nutricional en los establecimientos escolares, que a su vez también se muestran como los lugares más accesibles para e aprovisionamiento y el control nutricional. De ahí que trescientos mil estudiantes de los tres primeros niveles, reciben de manera diaria desayuno, almuerzo y merienda. La provisión es de comida fortificada, copa de leche y frutas mientras que el ministerio de Salud Pública realiza el seguimiento nutricional. La inversión de esta cartera para el Programa es superior a los 2.800 millones de pesos de manera anual

Es de destacar que el programa se sostiene en base a un estricto control de calidad, igualando los más altos estándares al respecto.

Desarrollo Social  

El otro ministerio sobre el que recae la provisión alimentaria es Desarrollo Social, que brinda este de tipo de servicio en 270 comedores comunitarios, en los se brindan desayuno, almuerzo merienda. Con un sistema de elaboración en el lugar que se brinda el servicio en algunas unidades y en otras, con la provisión de comida fortificada e industrializada. En cada lugar en que se elaboran los alimentos están implementados controles de calidad, capacitación y asistencia permanente.

La cartera también comparte con Salud Pública la entrega de las tarjetas Mbareté y Mbareté Mamá, esta última destinada a las mujeres embarazadas. Como también las tarjetas Sapucay, que permiten el acceso a mercaderías de los supermercados.  

En conjunto de estas medidas demandan para el ministerio de Desarrollo Social una inversión mayor a los 400 millones de pesos anuales.

Ministerio de Salud Pública

La cartera sanitaria invierte en el Programa más de 70 millones de pesos, entre lo que comparte con Desarrollo Social en la implementación y marcha de las tarjetas Mbareté y Mbareté Mamá, y en la articulación de las capacitaciones, control sanitario y nutricional, y control de calidad de las distintas facetas de la propuesta.

Cabe señalar que el Plan Alimentario Provincial, está muy bien ponderado de manera interna y externa, dado que provincias de distintos puntos del país han monitoreado su funcionamiento y algunas lo están llevando a la práctica de manera similar.

Reiteramos la inversión general del Plan es superior a los 3300 millones anual, y constituye toda una fortaleza del Gobierno Provincial en materia de asistencia alimentaria a la población.