UNNE: docentes mexicanos capacitan en Facultad de Medicina

Especialistas mexicanos darán durante dos semanas una asesoría académica a docentes de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste.  

Con gran participación de docentes, se realiza en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste una asesoría académica sobre el Modelo Educativo para Desarrollar Actividades Profesionales Confiables (MEDAPROC), a cargo de los doctores Verónica Durán Pérez y Manuel Millán Hernández, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). La capacitación, que se desarrollará durante dos semanas, es posible gracias a un acuerdo entre esta unidad académica y la Facultad de Medicina de la UNAM.

“Con este convenio lo que se busca es mejorar la educación, en general, de las ciencias de salud; primero trabajando con el área de educación médica y posteriormente se trabajará otras áreas”, comentó Durán Pérez, quien además de médica es especialista en educación, al igual que su colega. “En este mismo proyecto se busca implementar un modelo educativo que está enfocado en el desarrollo de actividades profesionales confiables. Estas actividades profesionales confiables buscan que al egresado tenga la capacidad de darle una mejor atención a los pacientes y a la población en general, desde los criterios de calidad de la atención y seguridad del paciente. Se busca que tengan las capacidades indispensables para desenvolverse en su actividad profesional”, agregó al respecto.

Por su parte, Millán Hernández dijo: “Esta asesoría académica, que viene desde México, es para compartir con el profesorado de la UNNE, a través del convenio con autoridades, la experiencia que estamos viviendo como el primer país Latinoamericano que está trabajando las actividades profesionales confiables… Es un movimiento educativo en Medicina y Ciencias de la Salud que se maneja a nivel mundial, no es algo que nosotros creamos en México. Es algo que observamos que es una necesidad mundial y empezamos a trabajarlo en nuestro país. El hecho de que la UNNE haya solicitado la asesoría académica es un punto a favor de la institución hacia el Cono Sur, porque están viendo esa visión a futuro de lo que va a llegar en la educación médica”.

Posteriormente, añadió: “La asesoría académica nos permite compartir la experiencia que tenemos en la Facultad de Medicina de la Unam, respecto a la implementación de las actividades profesionales confiables. La confiabilidad es lo que va a hacer realmente en la vida profesional del egresado y permite conectar a la parte educativa con la institución de salud. En muchas ocasiones, el plan de estudios únicamente está hecho por la institución educativa y descuida a la empresa donde va a trabajar finalmente el egresado, que es una institución de salud”.

Continuando con lo anterior, explicó: “Unas son las necesidades como instituciones educativas y otras son las necesidades de la institución salud como empresa. La actividad profesional confiable permite integrarlos y esto nos ayuda a que el chico, cuando egrese, no solo tenga un beneficio hacia el paciente, sino que también tenga como una ganancia la inversión laboral más factible”.

Luego, el profesional subrayó la importancia de la confiabilidad de los futuros egresados. “El ser confiable es un nivel más elevado que ser competente, precisamente los planes de estudios que están creados en competencias requieren que sean evaluados los chicos al egresar, porque se puede decir que es competente o no competente. Sin embargo, para ser confiable se requiere ser competente en diferentes áreas. Eso es algo que tiene que quedar muy claro, podemos estar egresando generaciones de médicos que son competentes en algunas áreas, pero la suma de todas esas competencias los tienen que hacer confiables. De tal manera que se puede ser competente sin ser confiables, pero para ser confiable requieres ser competente”.

Para finalizar, Millán Hernández reveló: “La UNNE es la primera Universidad que se está incorporando con nosotros. La Facultad de Medicina es pionera en solicitar esa asesoría académica”.

Vale mencionar que una vez finalizada la capacitación presencial de dos semanas, los especialistas mexicanos seguirán acompañando de manera virtual la elaboración y ejecución de proyectos referidos a MEDAPROC.