Información general Sociales Último momento Universidades

UNNE: estudian vegetación urbana nativa

Una investigación de la UNNE analizó la “vegetación urbana” del norte argentino, en especial la vegetación ruderal que crece al borde de caminos, baldíos, zanjas y otros espacios alterados por la acción humana. “Son un reservorio importante de especies nativas de la región” concluye el estudio que abarca 43 ciudades de 9 provincias

La vegetación que crece espontáneamente en las ciudades, muchas veces tiene una imagen negativa porque no son deseadas, nadie controla su crecimiento, o para muchos afecta la estética de un lugar.

Se trata de la “vegetación ruderal” que crece en lugares muy alterados por la acción humana.

El estudio de estas comunidades vegetales urbanas empezó a tomar importancia a nivel mundial en busca de identificar cómo aprovecharlas para la mejora del ambiente de las ciudades.

Hace algunos años, mediante el trabajo de un becario de la UNNE, se inició un estudio de la vegetación urbana en algunos sitios de la región nordeste, que progresivamente fue incluyendo más localidades del NEA y que incluso se extendió a otras provincias de la región.

Actualmente el estudio alcanza 43 ciudades de 9 provincias del norte del país.

“La vegetación urbana actúa como reservorio muy rico de plantas nativas,” señaló el doctor David Iriart, investigador a cargo del proyecto que se realiza en la Cátedra de Ecología de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura de la UNNE, bajo la dirección del doctor Marcelo Cabido de la Universidad Nacional de Córdoba.

El doctor Iriart indicó que las zanjas, baldíos, muros, paredes, bordes de caminos, basurales, son espacios que albergan a comunidades vegetales que cumplen un rol importante en el resguardo de especies, y además esta vegetación urbana ruderal tiene una función ambiental distinta pero no por ella menos importante que la de los bosques.

Respecto al estudio, comentó que en general se observa que en todas las ciudades del norte argentino la vegetación urbana ruderal es bastante homogénea, con similar proporción de especies nativas y similares especies dominantes. Ciertas diferencias se observan en las provincias de Salta y Jujuy, no obstante tienen en general un patrón de vegetación urbana bastante cercano al resto del norte.

En promedio, de las especies de la vegetación urbana ruderal relevada en la región, el 81% son plantas nativas, el 17% exóticas y el 2% cosmopolitas.

De las plantas nativas, 6% son nativas endémicas, es decir que son exclusivas de esta parte de Argentina.

El estudio de la UNNE identificó qué especies integran las comunidades vegetales urbanas y además estimó cómo se distribuyen geográficamente.

El investigador comentó que en la década de 1990 la tendencia era considerar que la vegetación urbana en América estaría integrada principalmente por especies exóticas debido a la fuerte inmigración desde países europeos, quienes también llegaron con sus plantas más representativas.

Pero los estudios en distintos países demostraron que no era así, que la vegetación urbana albergaba en su mayoría plantas nativas.

En ese sentido, señaló que el objetivo de estudiar la composición de la vegetación urbana y en especial la ruderal, se orienta a determinar cómo el hombre está influyendo en la composición de las comunidades vegetales en las ciudades,  y analizar cómo aprovechar la vegetación urbana para mejorar la sustentabilidad de las ciudades.

Manifestó que aún persiste un vacío de información en América Latina respecto a la vegetación urbana, por lo cual el estudio que se está haciendo desde la UNNE es muy importante en ese sentido, y además porque se considera a la información como clave para avanzar con otros estudios vinculados a la ecología urbana.

Related Posts