UNNE: primeros informes del Observatorio Social

La UNNE cuenta con un Observatorio de Conflictos Sociales, creado con el objetivo de lograr un registro sistemático, sincrónico y permanente de la conflictividad social en la región. El Observatorio avanzó en sus primeros estudios de registros de hechos de protestas y femicidios

  El Nordeste Argentino (NEA), conformado por las provincias de Chaco, Corrientes, Misiones y Formosa, es una región que se caracteriza por tener algunos de los peores indicadores socioeconómicos del país en cuanto a pobreza, indigencia, desocupación, desarrollo humano, hábitat, migraciones, violencia social e institucional. Al mismo tiempo, presenta una gran disparidad interna en cuanto al nivel de conflictividad observable en cada provincia.

 En la Universidad Nacional del Nordeste, docentes e investigadores nucleados actualmente en el Grupo de Investigación Sobre Conflictos Sociales (GRICSO), vienen trabajando desde hace casi diez años en el análisis de la conflictividad en las provincias de Chaco y Corrientes a través de actividades de docencia, investigación y extensión. Entienden que los conflictos sociales constituyen un elemento fundamental para entender el funcionamiento de las sociedades.

 En consecuencia, el registro sistemático, sincrónico y permanente de los conflictos sociales en el NEA y el análisis de sus características pueden constituir el punto de partida para la elaboración de políticas públicas y de estrategias colectivas tendientes a solucionar las causales de los conflictos detectados y/o mitigar su impacto sobre las poblaciones vulnerables.

 Así se conformó el Observatorio de Conflictos Sociales del NEA, y los docentes e investigadores que lo conforman pretenden estudiar las dinámicas del conflicto para así difundir sus resultados entre las organizaciones de la sociedad civil e instituciones.

 “Los conflictos expresan el encuentro o enfrentamiento de fuerzas sociales en pugna. Trazar la trayectoria de los enfrentamientos nos permite conocer cuáles son las fuerzas sociales que realmente se encuentran operando en una sociedad determinada” explican los profesores Marcelo Graciosi y Maximiliano Román, referentes del Observatorio.

Sostienen que tanto a nivel de sentido común, como en determinados enfoques de cierta “sociología del orden”, el conflicto es aprehendido como una negatividad a subsanar. “En cambio, desde la perspectiva con que planteamos este observatorio, entendemos al conflicto como inherente a la dinámica de las sociedades”.

Primeros avances

El primer instrumento de investigación del Observatorio fue una base de datos sobre hechos de protesta. Se inició el registro con la provincia del Chaco y se proyecta avanzar en igual medida con otras provincias de la región.

 Protestas. Algunas de las observaciones a partir del registro de datos obtenidos, permiten identificar que los sujetos sociales que realizan las protestas en Chaco son principalmente trabajadores estatales, y en segundo lugar los desocupados. Ambos sujetos protagonizan hechos de protesta que mayoritariamente tienen dos objetivos: defender el salario y la asistencia social, lo cual puede comprenderse como lucha económica defensiva.

 La mayor parte de los hechos de protesta está destinada a reclamar al gobierno provincial y parece tener como una suerte de carácter al hecho de no alcanzar los objetivos planteados.

 Femicidios. Por otra parte, un segundo avance notable en la producción del Observatorio es el “Informe sobre femicidios en la provincia de Corrientes entre 2013 y 2018” y se proyecta la difusión de datos del Chaco.

  Enmarcado en los estudios de género, el informe sobre la provincia de Corrientes da cuenta de una problemática social acuciante: 33 femicidios han ocurrido en territorio correntino durante los últimos 5 años.

 Además, surge del estudio un perfil de las víctimas mayoritarias de este crimen de odio: mujeres de entre 36 y 50 años (46%) con hijos (70%), que convivían con el victimario (52%), el cual era pareja o ex pareja (73%), y fueron asesinadas en su domicilio (91%) siendo apuñaladas o estranguladas (48,5%).

 “Consideramos que se trata de una herramienta de gran potencialidad, cuyos resultados estarán disponibles tanto para la comunidad académica – los investigadores en actividad o quienes se inician con sus tesis, becas, etc. – como para las organizaciones involucradas en procesos conflictivos” indican en relación a la puesta en marcha del Observatorio.

 Toda la producción del Observatorio de Conflictos Sociales del NEA es accesible a través de internet, tanto en Facebook (@observatorioconflictosnea) como en la web (www.fundacionideaschaco.org.ar/observatorio.html).